Camu cookies

Y llegamos a las 1000 visitas y sumando! Gracias a todos los que perdéis un poco de vuestro tiempo en leerme.

Hemos pasado Agosto pero no la calor, así que ya me he resignado a seguir con la calor del horno. Este pasado día 1 ha sido el cumpleaños de mi padre, y para celebrarlo quería unas galletas muy especiales: galletas de camuflaje. "Toma ya" pensé. Aquí puede que lo militar no se lleve tanto, pero en EE.UU. os aseguro que lo de las galletas de camuflaje lo tienen dominado, así que después de chafardear unos cuantos diseños en el Pinterest me puse manos a la obra y el resultado me encantó!! No nos engañemos, es laborioso, pero creo que vale la pena.



Siguiendo la receta de las galletas de mantequilla de siempre, decidí hacer las galletas con forma cuadrada básica y otras con forma de placa de identificación militar. De éstas no tenía cortador específico y las fui cortando manualmente.

Ingredientes:
  • 250g de azúcar glass
  • 40g clara de huevo (equivale a la clara de 1 huevo). Siempre uso clara de huevo natural para mis galletas en casa, pero debo reconocer que para evitar posibles enfermedades tipo Salmonelosis o si vais a comercializarlas, es mas seguro utilizar claras de huevo pasteurizadas.
  • 2 cucharaditas de zumo limón 
  • colorantes AmeriColor de color marrón chocolate, marfil y verde.
    Elaboración:

    Una vez tenemos las galletas horneadas y la glasa real hecha, tendremos que dividir el trabajo y los colores. Necesitamos glasa de contorno (más espesa) en uno de los 3 colores, yo elegí el marfil, y luego glasa de relleno (mucho más líquida) en los colores que queramos combinar en el camuflaje. La glasa de relleno la puse en biberón, al cuál adapté boquillas Wilton nº2.


    Las placas son más sencillas de hacer, utilizamos la glasa de contorno para la silueta de la galleta y luego con glasa de relleno en verde o marrón rellenamos el interior. Se puede hacer todo del mismo color si no queréis que se note la diferencia del contorno, y una vez secas podemos escribir encima y añadirle el cordón o cuerda por los agujeros.

    Y vamos al lío! Primero hacemos el contorno, que es el que hará que la glasa del interior más líquida no se desparrame por el borde de la galleta. Después de eso, seguimos con la técnica wet on wet, muy conocida entre las galleteras y que consiste en usar dos o más colores de glasa con consistencia de relleno para crear diferentes diseños. En este caso hay que ir rápido para que no se seque, y cómo se ve en la foto, ir combinando los colores y haciendo las diferentes manchas de camuflaje a lo largo de toda la galleta. Los colores se juntan debido a la consistencia pero no llegan a mezclarse.


    Las dejamos secar y si queréis se puede escribir encima también. Finalmente las ponemos en la caja de regalo y listas! Una de ellas también la utilicé para decorar el pastel de cumpleaños, quedan muy originales! 



    Comentarios

    Entradas populares de este blog

    Fiesta de Five Nights at Freddy's (FNAF)

    Fiesta de Plants vs Zombies

    Festa germans Kratt