Entre rosas y unicornios...

Lo de tener un puesto en Sant Jordi este año era totalmente nuevo para mi, pero os tengo que decir que repetiría sin dudarlo el año que viene. A mi lo de estar vendiendo rosas por ahí a lo gitana me resulta encantador😜💃


Las licencias se piden con bastantes meses de antelación, y una vez que te la concede el Ayuntamiento, solo queda comprar una mesa plegable, una buena bandera, encargar las rosas más bonitas que veas (con cuidado, que hay diferentes variedades y no cuestan lo mismo las que vienen de Colombia que las de un vivero de aquí) y ponerte a hornear y decorar galletas como loca durante 3 días. Iba con el tiempo muy justo y debería haber empezado mucho antes, pero aún así me dio tiempo de hacer unas 180 galletas, que se dice rápido. 


Principalmente preparé "senyeres" para acompañar las rosas, y además preparé libros, pergaminos, rosas y unas mini-rosas de glasa preciosas montadas sobre una galleta de confeti de colores. Una nueva masa que tenía ganas de probar desde hace tiempo y me encantó el resultado. Me irá genial para fiestas de princesas y unicornios. En unos días os pongo la receta de las masas actualizada.


Acabamos con cestas y cestas llenas de rosas por todos lados!!!😍


Las letras escritas de los libros y los pergaminos las hice con un stencil y spray Wilton color cobre. En otro post os hablaré con detalle del tema, porque me he entusiasmado con esta técnica, que usan sobre todo en EEUU. Bueno, allí nos llevan varios años de ventaja en lo que a decoración galletil se refiere...


Y hablando de unicornios. Fueron los protagonistas indudables de Sant Jordi. Ni dragones ni leches, mis unicornios. Que a las 12h ya no quedaban, y yo que los había llevado por llevar, ya que no me había dado tiempo de acabar de decorar los dragoncitos que había horneado. 

Son bastante entretenidos de hacer más que difíciles. Llevan su tiempo.
Los cuernos son de fondant enrollado, con lo que los preparo aparte.


La base es glasa blanca, pero después utilizo el spray de Wilton con efecto Perlado o bien rosa Pastel.
Queda un efecto precioso, nacarado y brillante. 

Seguidamente preparamos un par de colores de glasa real de contorno, lo más consistente que podáis para hacer las crines. Con la ayuda de la boquilla nº#16, la misma que usamos para hacer rosas o estrellas, quedará el efecto rizado de las crines. Antes de que se seque, recordad que esta glasa se seca más rápido que la de relleno, podemos decorarlos con confeti o flores de colores. 


Colocamos el cuerno de fondant humedeciéndolo un poco con agua, y seguidamente lo pintamos de dorado, junto con el morro. Para pintar con pincel el dorado se utilizan los pigmentos en polvo de Rainbow Dust o Sugarflair, siempre diluidos con algún tipo de alcohol blanco de uso habitual (Vodka, etc.) Yo utilizo los Edible Lustre de Sugarflair, son un pelín más caros pero me gustan más los tonos que tienen. Este es un oro viejo que me gusta mucho como queda. Por último dibujamos el ojo y las pestañas con rotulador negro comestible y listo!! No puedo estar más enamorada de ellos!💜💜


En las bolsitas de celofán podéis añadir también algo de confeti de azúcar. Es un recurso que no me acuerdo ni donde lo vi, pero que seguro utilizo más veces para fiestas o galletas para niños.

Nada más por hoy, volver a repetir que gracias a todos los que me vinisteis a ver ese día y a mi familia por ayudarme en la venta. Fue perfecto!😊



Comentarios

Entradas populares de este blog

Fiesta de Five Nights at Freddy's (FNAF)

Fiesta de Plants vs Zombies

Festa germans Kratt